Calefaccion invierno energia ahorro energía

Reducir tu consumo energético

El mes de febrero es uno de los más fríos del año, sino el que más. Es por eso que durante estos 28 días, los usuarios acostumbramos a realizar un mayor consumo de calefacción, lo cual supone aumentar el consumo energético de nuestras viviendas y en consecuencia un aumento de nuestros gastos. La climatización es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de construir una casa. Una buena climatización convierte toda vivienda en una construcción más sostenible y eficiente. A continuación, se exponen algunos consejos para este mes de febrero ahorrar un poco más y mejorar la eficiencia energética de nuestras casas.

De entrada es importante contar con un buen aislamiento térmico, sino nunca vamos a tener un buen sistema de calefacción eficiente que nos ayude a ahorrar en nuestra factura energética y a reducir el consumo de éstas. Según un análisis realizado por el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético, se estima que un 46% del consumo energético de nuestros hogares se va a través de la calefacción.

  • El primer consejo, por tanto, es asegurarse que no existen fugas de energía a través de puertas y ventajas. Hay que encontrar si hay la posibilidad de que se escape la calefacción por algún punto de éstas y en tal caso encontrar la forma de impedir que eso suceda. Este hecho tan simple puede llegar a reducir hasta en un 30% el gasto realizado.
  • Tanto en invierno como en verano es importante mantener nuestra vivienda ventilada a fin de evitar la acumulación de gases y humedades. Si dejamos abiertas las ventanas durante aproximadamente 10 minutos, conseguiremos evitar la necesidad de consumir mayor energía para recalentar el aire.
  • Un tercer consejo a la hora de ahorrar en calefacción es mantener las persianas abiertas durante el día y bajarlas a la noche. Si podemos aprovechar el calor que se filtra a través de los cristales, no será necesario mantener encendida la calefacción durante tanto tiempo. De igual forma, si bajamos las persianas cuando oscurece evitaremos que se filtre el frío de la noche.
  • Es importante reforzar el aislamiento térmico tanto de paredes, suelos y techos para reducir las filtraciones de aire. Soluciones sencillas son pintar de colores que reflejen la luz a fin de conseguir mantener el calor.
  • Otro consejo sencillo de llevar a cabo es la colocación de alfombras que reduzcan la pérdida de calor por el suelo.
  • Un consejo que debemos llevar a cabo sin demora es realizar la purga de nuestros radiadores al menos una vez al año. Si el agua puede circular libremente, conseguimos aumentar la eficiencia y el ahorro de este tipo de aparatos.
  • Algo muy importante a tener en cuenta es no utilizar radiadores para secar prendas de ropa. Mucha gente utiliza esta fórmula de secado asiduamente, cuando en realidad, el hecho de colocar la ropa mojada encima de los radiadores sólo consigue llenarlos de una humedad que reduce su eficiencia energética y aumenta el consumo de energía.
  • Un sistema automático de encendido y apagado de nuestra calefacción con un sensor de temperatura es una forma excelente de reducir el consumo de energía gracias a la posibilidad que nos brindan de realizar un consumo moderado.
  • Otra de las ventajas de disponer de un sistema de termostato y un sensor de temperatura es la posibilidad de programarlo para que se adapte a lo que llamamos “temperatura de confort”. Éste nos permite programar la temperatura ambiente entre los 19 y 21 grados centígrados, lo cual resulta muy útil a la hora de ahorrar energía puesto que permite realizar un consumo moderado y adaptado.
  • Finalmente, algo imprescindible es realizar un correcto mantenimiento de la caldera a fin de garantizar un consumo óptimo.

En definitiva estos son algunos de los consejos que hay que seguir para conseguir optimizar el consumo energético de nuestra vivienda y convertirla en una casa sostenible que a la vez ayude a reducir nuestros gastos en electricidad y energía. Para mayor información, contacte con nuestro departamento comercial o solicite un presupuesto.



    ¿Cuándo podemos llamarle?*
    ¿Dispone de un terreno propio?*
    ¿Dónde se encuentra?*
    ¿Metros cuadrados que desea construir?*
    ¿Cuántas plantas necesita?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*
    ¿Cuánto presupuesto dispone?*