La directiva europea en cuanto a eficiencia energetica pretende que en los proximos años reducir el consumo de energia y por consiguiente la demanda energetiva a valores practicamente nulos